Astro-Campus
Todos los artículos de este autor
.Relaciones plutonianas
.El mapa del 11-M
.Islam y signos fijos
.Un arsenal de técnicas
.Fuente
.Listado de artículos
.Listado de autores
.General
.Astropsicología
.Astrología Electiva
.Astrología Kármica
.Astrología Mundana
.Astrología Horaria
.Planetas
.Signos
.Partes, nodos, asteroides y
otros puntos
.Casas, cúspides y ejes
.Aspectos y configuraciones
.Técnicas
.Astrología de otras culturas
.Aforismos, grados y decanatos
.Astrología Médica
.Astrología y arte
.Miscelánea
.Primeros pasos
."No sólo de astro..."


EL ISLAMISMO Y LOS SIGNOS FIJOS (I)

Seguida por más de un billón de creyentes, la religión fundada por el profeta Muhammad - o Mahoma - surge durante una conjunción Urano-Neptuno y bajo una tensa configuración de planetas en signos fijos.

El Islamismo, religión basada en las revelaciones recibidas por el profeta Mahoma (forma occidentalizada de Muhammad) y consubstanciadas en el libro sagrado Corán, o Alcorán, considera como marco inicial de su calendario el dia 22 de septiembre de 622, fecha en que Mahoma y su discípulo Abu-Bekr, huyendo de una persecución promovida por comerciantes de la Meca, llegaron a la ciudad árabe de Yatrib o Al-Madina (Medina), en el episodio que es conocido como Égira (Hégira o Hejira), o Emigración.

No nos arriesgaremos a interpretar con detalle una carta levantada para esta fecha, porque los episodios que caracterizan la emergencia del Islamismo como religión organizada se extienden por un período bastante más amplio. Con todo, un aspecto se destaca en la carta, por implicar planetas generacionales y, consecuentemente, muy lentos. Se trata de la conjunción de Urano y Neptuno en los primeros grados de Virgo, un aspecto que se repite con mucha frecuencia, definiendo el inicio de un ciclo al cual normalmente corresponde acontecimientos significativos y de largo alcance en la esfera colectiva.

El profeta Mahoma, visto en una pintura turca de la Edad Media. Los musulmanes árabes normalmente pusieron restricciones a la representación de la figura humana, y más todavía del profeta fundador de su religión. Con todo, los artistas turcos, a pesar de ser también musulmanes, no estaban sujetos a tal restricción.

.

Desde el advenimiento del Islamismo tuvimos más de ocho conjunciones Urano-Neptuno, todas delimitando el inicio de ciclos mediante el suceso de eventos de fuerte impacto para las futuras generaciones. Tal impacto se concentra en la dimensión de la vida religiosa y cultural. El que ocurre en los años en que la conjunción está en formación, o durante la permanencia de los dos planetas en el signo en que se da, tiende a establecer directrices que orientan cambios de espectro muy amplio, cuyos desdoblamientos son claramente percibidos en cuanto suceden. Así fue con el Islamismo, considerado inicialmente solo una más una entre las muchas sectas de la península arábica; así se dio, en la última conjunción en Virgo, con el surgimiento separado por pocos años del imperio alemán (o Sacro Imperio Romano Germánico) y del reino de Francia, cuyo permanente conflicto dictaría la geopolítica europea durante casi un milenio; así fue también con la conjunción de 1478 en Sagitario, signo de las grandes distancias, que anticipó en pocos años las grandes navegaciones europeas y la integración de nuevos continentes al que se consideraba entonces el "mundo civilizado".

Urano-Neptuno: nueve encuentros en 1400 años

Lo que sigue, es un resumen de todas las conjunciones Urano-Neptuno desde aquella que vio surgir el Islamismo. La primera columna muestra el año en que el aspecto se hizo exacto; la segunda relaciona los eventos históricos que tuvieron lugar en las proximidades del aspecto; la tercera muestra el signo en que se dio la conjunción, que marca la tónica de las tendencias culturales e ideológicas de todo el período, hasta la conjunción siguiente.

AÑO
HECHOS HISTÓRICOS PRÓXIMOS
CICLO
623 Surgimiento del Islamismo (622)
Urano-Neptuno
en Virgo
794 Coronación de Carlomagno (800)
Urano-Neptuno
en Virgo
965 Otón I restaura el "Império Sagrado" (962) - origen de la Alemania actual
Fundación del reino de Francia (987)
Urano-Neptuno
en Virgo
1136 Fundación de la Orden dos Templários (1128)
Independencia de Portugal (1139)
Desarrollo del estilo gótico en Europa (segunda mitad del siglo) y literatura de trovadores.
Urano-Neptuno
en Libra
1307 Cautiverio de Avignon - sumisión del papado a Francia (1305)
Prisión, juicio y ejecución de los Templarios (1307-14)
Creación de la Orden de Cristo en Portugal (1319)
Urano-Neptuno
en Escorpión
1478 Primer auto de fe de la Inquisición española (1481)
Guerra de las Dos Rosas en Inglaterra
Unificación española y expulsión de moros y judios (1492)
Descubrimiento de América (1492)
Vasco de Gama llaga a las Indias por mar (1498)
Descubrimiento de Brasil (1500)
Inicio de la Reforma Luterana (1517)
Urano-Neptuno
en Sagitario
1650 Restauración portuguesa: dinastía de los Braganša (1640)
Frondas: últimas revueltas feudales contra el absolutismo francés (1650)
Dictadura de Cromwell en Inglaterra (1649-1660)
Inglaterra derrota y supera a Holanda
Guerras de expulsión de los holandeses del nordeste brasileño (1645-1654)
Urano-Neptuno
en Sagitario
1821 Reacción conservadora en Europa tras el Congreso de Viena (1815)
Independencia de la América española
Independencia de Brasil (1822)
Urano-Neptuno
en Capricornio
1993 Glasnost y Perestroika en la Unión Soviética (finales de los 80)
Fin de la Unión Soviética y del bloque socialista
Globalización de mercados
Popularización de Internet
Urano-Neptuno
en Capricornio

La importancia de las conjunciones Urano-Neptuno salta a los ojos cuando nos damos cuenta de que civilizaciones enteras tuvieron en ella su punto de partida. Francia, Alemania, España (resultante de la reconquista de la Península Ibérica a los moros y de la fusión de los reinos de Aragón y Castilla), casi toda la América Española, Portugal y Brasil son frutos de encuentros Urano-Neptuno. Más remotamente, el mismo aspecto define el advenimiento de la civilización musulmana y, en cuanto a la última conjunción, es preciso recordar que fue durante su lenta formación cuando sucedió el desmoronamiento de la Unión Soviética y del Pacto de Varsovia para dar lugar a las casi dos decenas de nuevos países, algunos de los cuales retomaba la independencia tras siglos de dominación, como Urania, la Armenia, Uzbekistán y Moldavia.

El símbolo tradicional del Islamismo, inscrito en la bandera nacional de varios países musulmanes, es la luna en cuarto creciente acompañada de una estrella - en realidad, el planeta Venus. Se trata de una religión que cultiva valores lunares, en oposición al Cristianismo, donde predominan las referencias solares. En el mapa del inicio del calendario musulmán, la Luna está en el final de Acuario y próxima de la posición de Júpiter, en el último grado del signo. ¿Luna en Acuario? ¿Que puede significar esto?

Entre la tolerancia y la obstinación

Acuario es signo de Aire, relacionado con el mundo de las ideas y ideologías. El Islamismo no es - jamás lo fue - solo una concepción místico-religiosa, sino también un proyecto social, que presupone una nueva forma de organización de la comunidad y una interferencia permanente en la vida política. Luna en conjunción con Júpiter en Acuario es un aspecto que expresa una utopía social, una propuesta generosa y inclusiva que transciende fronteras étnicas y barreras geográficas. La oposición de Júpiter a Neptuno-Urano refuerza el sentido utópico de esta carta y simboliza uno de los mayores pilares de la cultura islámica: la prevalencia de lo colectivo sobre lo individual. El bien común lo es todo, no permitiendo manifestaciones personales que pongan esto en riesgo. Se trata de una civilización de masas, comprometida con un proyecto tan contenido que, cuando se distorsiona, asume dimensiones totalitarias. En este sentido, se opone filosóficamente a la ideología del mundo occidental y cristiano, donde, especialmente en las regiones donde la Reforma Protestante tuvo éxito (inclusive los Estados Unidos), la libertad individual y la libre iniciativa son valores elevados a la condición de tabú.

Paradójicamente, la Luna de los Estados Unidos y la del advenimiento del Islamismo están en el mismo signo, lo cual debería indicar una identidad de patrones de comportamiento colectivo. Sucede que Acuario es signo mental y fijo, tendiendo a preservar valores intelectuales y a resistir las tentativas de agregar ideas nuevas. El mundo islámico y los Estados Unidos son ambos rigurosamente independientes en sus concepciones y en la forma de reaccionar emocionalmente a cualquier tentativa externa de modificarlas. Neptuno, igualmente, está en el mismo signo de Virgo en ambas cartas, lo que muestra que las culturas islámica y americana reaccionan de la misma forma crítica y selectiva a las cuestiones que supongan respeto a sueños y utopías. Con Neptuno en Virgo, la utopía del otro tiende a ser discriminada y vista con desconfianza.

Pintura turca mostrando discípulos de Mahoma junto al maestro. Los primeros musulmanes eran árabes, pero aparecen aquí representados con facciones turcas, ligeramente orientales. Rápidamente el Islam se convirtió en una religión internacional.

.

Otro aspecto significativo del mapa del advenimiento de la religión de Mahoma es la conjunción de Venus y Marte en el intenso y pasional signo de Escorpio, ambos en cuadratura con Saturno en Leo. En Escorpio tiene la disposición para el todo o nada, que puede llevar al sacrificio por una causa y a la creencia en la posibilidad de una transmutación que, en el caso de Venus y Marte, se refiere a los principios del deseo y de su realización. De ahí, por ejemplo, el fenómeno, en algunas sectas radicales, de la erotización de un paraíso celestial lleno de abundancia y bellas mujeres, visión que impulsó a millares de guerreros a acciones kamikazes en guerras santas (las yihads) y, todavía hoy, a las acciones de hombres-bomba o pilotos suicidas: el placer vendría después de la muerte y de la destrucción del cuerpo. La postergación del deseo encuentra su expresión astrológica en la cuadratura de Venus-Marte con Saturno (el enfriamiento y la contención). Concentración, dedicación absoluta, disciplina y seriedad son otros atributos de esta configuración. De la misma forma, sentimientos de minusvalía están asociados a los aspectos tensos de Saturno, generando movimientos de desconfianza y de auto-afirmación mediante representantes de otras culturas.

Siempre que ejercieron función hegemónica, las grandes civilizaciones islámicas tendieron a la tolerancia y a la integración de los vencidos - incluso cuando se trataba de cristianos. Árabes, turcos, moros de la Península Ibérica incluso mongoles se comportaron así, demostrando una capacidad de convivencia con las diferencias culturales bastante mayor que la de los pueblos de occidente. Por otro lado, cuando esto se produce en condición adversa, la energía fija y concentrada de Escorpio, Leo y Acuario lleva al Islam a la reacción obstinada y violenta.

Saturno en Leo expresa un arquetipo común en líderes musulmanes, tanto en los más positivos - la figura del califa o del sultán sabio y magnánimo - como en los más negativos, de los que Osama bin Laden es un ejemplo reciente. Muchos jefes musulmanes adoptaron, además, el león como símbolo personal.

 

Sigue>>
.
.
CONSTELAR
.
webmaster@astro-campus.com
.
.