Astro-Campus
Autor: Néstor Echarte
Todos los artículos de este autor
.Listado de artículos
.Listado de autores
.General
.Astropsicología
.Astrología Electiva
.Astrología Kármica
.Astrología Mundana
.Astrología Horaria
.Planetas
.Signos
.Partes, nodos, asteroides y
otros puntos
.Casas, cúspides y ejes
.Aspectos y configuraciones
.Técnicas
.Astrología de otras culturas
.Aforismos, grados y decanatos
.Astrología Médica
.Astrología y arte
.Miscelánea
.Primeros pasos
."No sólo de astro..."


ASTROLOGÍA Y SISMOLOGIA (I)

INTRODUCCIÓN

El vasto campo de acción y las múltiples aplicaciones que la Astrología nos propone, permite que nos internemos en el conocimiento de distintas disciplinas científicas, ampliando el horizonte de sus investigaciones mediate el empleo de lo que podría llamarse una nueva metodología, que contribuya a integrar los distintos conocimientos que hacen a la investigación científica. Esta integración, que enriquece tanto a la Astrología como a la ciencia con la que esta colabora, no va en desmedro de la especialización, ya que el conocimiento integral es el resultado de distintas especializaciones que con el tiempo conforman un todo.

La Astrología, por si sola, contiene la representación simbólica de todo evento, tanto en el orden individual (psicológico y material), como en el orden terrestre (lo que podríamos denominar Astrología Mundial). Por otra parte, la Sismología es una ciencia exacta que tiene sus leyes y cumple con todos los requisitos necesarios para que la estructura de su conocimiento se asiente sobre bases sólidas.

La integración de estas dos ciencias, para lograr un mutuo enriquecimiento, y perfeccionar sus técnicas y procedimientos, es el objeto de este trabajo, pero lógicamente, por tratarse de una investigación de tipo astrológico, haremos más hincapié en este tema.

 

SISMOLOGIA

Para lograr esto, vamos a apartarnos momentáneamente del tema puramente astrológico (al que abordaremos luegocon algunos ejemplos) para hacer algunas breves pero necesarias consideraciones sobre el origen y las causas de los terremotos, sobre la sismología como ciencia, y por fin, su posible conexión con el simbolismo astrológico.

Los terremotos son movimientos de tierra que se producen en la Litosfera, es decir en la primera capa de la corteza terrestre, la que llega a tener un espesor de hasta 100 kmts. El epicentro del terremoto, se encuentra siempre en la profundidad de la corteza terrestre. En la actualidad, existe una teoría llamada "tectónica de placas", que sostiene que esta corteza está formada por aproximadamente 12 placas independientes de tamaños subcontinentales, las que por alguna razón se mueven. El movimiento o desplazamiento de alguna de estas placas, produce un efecto de rozamiento o de choque con las placas vecinas, experimentando las rocas que se encuentran ubicadas en los bordes de las placas, una tensión que aumentará en la medida que la resistencia y la elasticidad de las rocas lo permita. Cuando esta elasticidad llegue a su máximo, las rocas se fracturarán dando origen a un "terremoto", el cual siempre se produce a lo largo de los bordes de estas placas, cuyos puntos de unión son los que se denominan "fallas".

El tiempo que transcurre desde el momento en que se produce la tensión hasta el momento en que las rocas se fracturarán originando el terremoto, puede oscilar entre unos pocos segundos hasta varios años, dependiendo la duración del período, fundamentalmente de la elasticidad y resistencia de las rocas que se encuentran en tensión.

Existen distintos métodos para lograr, si no predecir cuando va a suceder un terremoto, por lo menos prevenir sus devastadores efectos. Todos estos métodos son parte integrante de una ciencia llamada Sismología, la que vuelca todos sus esfuerzos no solo en lograr "predecir" el momento y lugar en que estos hechos sucederán, sino también en prevenir y reducir al mínimo sus trágicas consecuencias, realizando estudios detallados sobre los mejores sitios para el emplazamiento de poblaciones, y para la realización de construcciones antisísmicas cordes con las características geológicas de cada sitio. Pero no vamos a ahondar de asiado en esta materia, ya que el tema que nos ocupa es otro, y solo mencionaremos que siempre existió la necesidad de conocer de antemano estos hechos, desde la utilización de métodos sumamente simples y tradicionales como las observaciones que los japoneses y chinos realizan sobre los animales, notando comportamientos anormales en forma previa a la realización de un fenómeno sísmico, hasta las mas elaboradas técnicas científicas utilizadas en los Estados Unidos, que permiten advertir pequeños cambios en las propiedades de las rocas que están sujetas a una tensión, pudiendo luego aproximarse bastante a la fecha y lugar en que va a o currir un terremoto.

 

RELACION ENTRE ASTROLOGÍA Y SISMOLOGIA

Como una introducción en el tema de la Astrología, podemos analizar las declaraciones que el ya fallecido meteorólogo Bernardo Razquín realizara como consecuencia del terremoto que el 23 de noviembre de 1977 destruyó el pueblo de Caucete en la provincia de San Juan:

"LA RAZON (24-11-77): El Sol presentaba entonces gigantescas explosiones atómicas que enviaban un caudal mayor de energía sobre nuestro planeta".

"LA RAZON (28-11-77): También parece ser que la Luna tendría algo que ver. En los registros se observa que todos los terremotos se produjeron cuando la Luna estaba en la fase denominada 'LUNA LLENA'. El otro día ocurrió 48 horas antes de ello. Esto me hace pensar que la Luna juega algún papel en estos fenómenos, al igual que las explosiones del Sol. Pero esto es sólo una teoría".

Pero lo que Razquín no dijo, es que para los astrólogos esta teoría ya estaba probada. En sus declaraciones mencionó elementos que a los astrólogos nos son comunes: el Sol y la Luna; luego mencionó la 'Luna Llena' que nosotros conocemos como oposición o aspecto de tensión entre el Sol y la Luna, es decir cuando ambos se encuentran a una distancia eclíptica de 180 grados.

Existen también otros elementos astrológicos que participan en forma activa en los terremotos, pero la clave de todo esto está en ese aspecto que llamamos de "tensión". para ello debemos remitirnos a la definición que dimos al principio: ¿Que es un terremoto?

Decimos que un terremoto es la fractura o rompimiento que experimentan las rocas a lo largo de una falla, luego de haber estado sometidas a una tensión. Esta tensión puede durar desde unos pocos segundos hasta varios años dependiendo el tiempo de la resistencia y elasticidad de las rocas.

La primera analogía con la Astrología la encontramos en la palabra tensión. Nada mejor que los aspectos astrológicos de conjunción (0°), cuadratura (90°) y oposición (180°) para simbolizar este concepto. Cuando dos planetas se encuentran aspectados de esta manera, decimos que se encuentran en tensión, y si la naturaleza esencial de estos planetas es violenta y destructiva, como en el caso de la de Marte y Urano, podemos decir que esta tensión tiene un límite que con el tiempo terminará por manifestarse en una fractura. Como el hilo siempre se corta por lo más delgado, no es difícil deducir que se manifestará a lo largo de una zona de fallas. Aquí encontramos la segunda analogía, es decir que dada una tensión entre elementos resistentes, cuando la tensión aumenta "las rocas se fracturarán produciendo un terremoto". Los astrólgos sabemos que esto es una ley que se manifiesta en todos los planos, tanto en el orden mundial como en el individual, ya que cuando encontramos individuos tensionados, posiblemente estarán respondiendo a este tipo de aspectos, y las crisis en la vida humana, estallan cuando las "rocas" interiores (por así decirlo) no pueden soportar más, pues el individuo ha llegado al máximo de su resistencia.

Solo nos resta analizar la segunda parte de esta definición, la que se refiere a la duración o tiempo que media desde el momento en que se produce la tensión hasta el momento en que ocurrirá el terremoto. En Astrología existen distintos métodos de predicción, conocidos como tránsitos, progresiones y direcciones, que nos permiten calcular cuando los acontecimientos indicados en un tema astrológico van a producirse. De esta manera vemos que los elementos astrológicos tradicionales responden perfectamente a todos los requisitos necesarios para encarar este tipo de investigación. Solo nos falta mencionar, qué otros elementos utilizaremos, para luego dedicarnos de lleno al procedimiento de detección, localización y cálculo del momento en que se producirán posibles sismos. Sabemos que Marte y Urano son planetas que dada su naturaleza violenta, nos dan indicios sobrados de su analogía con terremotos. Plutón, Saturno, Sol y Luna, también intervienen en forma activa, teniendo el primero de ellos analogía con fenómenos de tipo volcánico y desplazamientos de tierra. También Júpiter, a pesar de ser conocido como un "benéfico", muchas veces es indicador de estos desastres, tal como se verá en algunos de los ejemplos. En cuanto a la ubicación de estos elementos en la esfera celeste, su mayor fuerza y efecto se manifiesta cuando se encuentran en algunos de los ángulos, es decir Asc., Dsc., MC. y FC.

 


METODOLOGIA PARA LA PREDICCION

La metodología que a continuación voy a desarrollar, no pretende ser la única válida, ya que es fruto de experiencias personales, mediante las cuales trabajando sobre hechos ya sucedidos, y aplicando luego el resultado de los mismos en el difícil arte de la predicción, pueden lograrse aproximaciones bastante importantes y significativas en cuanto a la fecha y el lugar en que un sismo puede producirse. En consecuencia queda hecha la invitación para que otros investigadores puedan aportar sus ideas y sus experiencias, y lograr así resultados más exactos.

Existen tres pasos en el proceso de predicción:

a) - Detección de la potencialidad de un terremoto.

b) - Localización del posible lugar.

c) - Determinación del momento en que ocurrirá el mismo.

a) - Detección de la potencialidad e un terremoto:

La potencialidad de todo evento debe manifestarse en primer lugar en el zodiaco. Esto lo logramos entonces mediante un procedimiento bastante sencillo. Con solo recorrer las efemérides y localizar en que momento se realizará un aspecto inarmómico o de tensión entre los elementos astrológicos anteriormente mencionados, tendremos la posibilidad o causa primordial para que esto ocurra. Una sucesión de este tipo de aspectos en un corto plazo, nos puede dar una seguridad mayor sobre la posible realización d el evento que buscamos, más si la naturaleza de los planetas que intervienen es violenta.


b) - Localización del posible lugar:

Este procedimiento requiere algo más de trabajo, debiéndose proceder mediante aproximaciones sucesivas, que confirmen reiteradamente la posibilidad de un sismo en un determinado lugar. El procedimiento básico consiste en determinar, para qué lugares de la Tierra, un aspecto partil se produce en uno o unos de los ángulos del cielo. De esta manera podemos obtener 4 u 8 meridianos (según de que aspecto se trate), los que estarán sujetos a una tensión mayor que cualquier otro sitio del planeta. Para obtener estos meridianos debemos trabajar con Ascenciones Rectas, trasladándolas luego a su equivalente terrestre (longitud), obteniendo como resultado cuatro puntos sobre el Ecuador Terrestre, distantes uno del otro a una longitud de 90°. Al prolongar hacia el Norte y hacia el Sur los puntos de A.R. que corresponden a la ubicación del planeta sobre el meridiano inferior o superior (FC y MC), obtenemos dos meridianos terrestres que van a estar mas sujetos a una tensión que cualquier otro lugar de la Tierra; pero para los puntos correspondientes al Ascendente y Descendente, debemos prolongar las líneas en forma oblicua, ya que por cada grado de latitud terrestre para un mismo punto eclíptico sobre el horizonte, corresponden distintos tiempos de ascensión. Para la ubicación de estos puntos debemos ayudarnos con tablas de Ascenciones Oblicuas o con tablas de Casas para distintas latitudes. Para la obtención de los puntos sobre el Ecuador terrestre, debemos proceder de la siguiente manera, siempre teniendo en cuenta que la fórmula para la obtención de la A.R. de los planetas es la siguiente:


Cos. AR = ( cos. longitud distancia x cos. latitud )/cos. declinación

"Si la AR de un planeta es mayor que la ARMC de Greendwich, la diferencia entre las dos AR se le suma a los 0° de Greendwich hacia el Este si es menor de 180°, a 360° se le resta la diferencia, y el resultado se suma a 0° de Greendwich pero hacia el Oeste. Si la AR de un planeta es menor que la ARMC de Greendwich, la diferencia entre las dos AR se suma a 0° de Greendwich hacia el Oeste si es menor de 180°. Si la diferencia es mayor de 180°, a 360° se le resta la diferencia y el resultado se le suma a 0° de Greendwich, pero hacia el Este. Una vez que obtuvimos el meridiano sobre el cual el planeta se ubica, es decir el que corresponde a la ARMC, 90° hacia el Oeste se encuentra el lugar de la Tierra en que el planeta se ubicará en el Ascendente, y 90° hacia el Este, el lugar en que el planeta se ubicará sobre el Descendente.

Después de proceder de este modo obtenemos una serie de meridianos que nos señalan posibles lugares en los que la tensión indicada por los planetas va a actuar. Muchos de estos meridianos se repetirán acentuando el peligro de un sismo. Aquí debemos proceder en forma lógica ya que en nuestro planeta existen zonas sísmicas y zonas que no lo son. Demás está decir que una gran cantidad de indicios astrológicos sobre un lugar que no es sísmico, no producirá absolutamente nada, mientras que un solo aspecto sobre una zona sísmica puede producir un gran desastre.

Una vez que hemos logrado aproximaciones sobre distintos lugares, es conveniente que se levanten temas astrales completos de un determinado punto que ha sido acosado por una serie de aspectos, para lograr una mejor evaluación de la situación en un determinado lugar.

Esto parece sumamente trabajoso, y en efecto lo es, ya que muchas veces el número de temas a levantar es enorme, pero es posible que si combinamos estos métodos con los otros métodos no astrológicos anteriormente mencionados, la sismología contaría con una herramienta más, sumamente efectiva, que le permitiría aproximarse en forma más certera a la realidad.


c) - Determinación del Tiempo:

Una vez que nos hemos aproximado al posible lugar en que el sismo puede tener lugar nos resta determinar en que momento, esta tensión que las rocas están experimentando se manifestará en una fractura produciéndose un terremoto. La Astrología cuen ta con distintos métodos de pronóstico que permiten medir el momento en que los eventos indicados en un tema astral van a producirse. Algunos de estos métodos son sumamente simples y están basados en Progresiones de Cúspides y Planetas, o mediante el empleo de tránsitos. Otros quieren que se trabaje con gran exactitud matemática y astronómica, pero los resultados que se obtienen son por demás exactos como en el caso de la aplicación de Direcciones Primarias.


EJEMPLOS:

En las líneas siguientes vamos a analizar cinco ejemplos de terremotos que cumplen con lo anteriormente mencionado:

A) - Terremoto en Argelia, México y Honduras
(localización)

B) - Terremoto en Udine, Italia (localización)

C) - Terremoto en Caucete, San Juan (localización y
determinación del momento).

D) - Terremoto en San Juan (localización y
determinación del momento).

E) - Terremoto en Irán y Colombia (comprobación de la
conexión de dos eventos distanciados en el tiempo).


a) - TERREMOTO EN ARGELIA, MEXICO Y HONDURAS

 


En este ejemplo localizamos en un mapa a todos los puntos de la Tierra en lo que la conjunción Marte/Urano, que se produce el 2 de octubre de 1980 a las 14:28 GMT, se ubica en alguno de los ángulos. La ubicación de los meridianos correspondientes a la colocación de los planetas en el MC o en el FC, no presenta ninguna facultad; mientras que para la localización de los puntos en los que esta conjunción se coloca en el Asc. y en el Dsc. debemos trabajar con tablas de Ascendentes o de Ascenciones Oblicuas.

Comprobamos que ocho días después de producida esta conjunción, se produce un terremoto en Argelia (el aspecto partil se hizo sobre su MC); y dieciocho días después, otro terremoto se produce en México y Honduras, muy cerca del lugar en que esta conjunción se ubica en el Ascendente. De esta manera, la localización mediante gráficos, nos permite apreciar con claridad la validez de lo expuesto.

 

Sigue>>
.
.
.
webmaster@astro-campus.com
.
.